Home

Dos que son Uno

conversacion-madrid

Quizá el mejor preámbulo para una jornada impredecible o para los nervios al filo de unos días de guardar sea la evocación del efímero instante en que dos que son uno se encuentran a la mitad de una calle y la conversación convierte sus cabellos en hojas reverdecidas de una conversación común. La concordia no excluye la posibilidad de debate y ambos se estrechan la mano como árboles humanos a la mitad de una selva de asfalto; el uno sabe que el otro, aún siendo diametralmente opuesto a sus opiniones o posiciones, concuerda en la saliva sin ira, en la capacidad para escucharse y en las ganas de formular respuesta verbal, mas nunca en puños. Uno que son dos o multiplicados por una azar inexplicable se hablan a los ojos y evitan las mentiras; por lo mismo, no vienen al caso los rencores vetustos, las rencillas caducas o los reclamos ancestrales que en realidad correspondían a sus abuelos. En el espejo instantáneo en que se cruzan sus palabras flota un ligero vaho de posibilidades, de parlamentos constructivos y de coincidencias inesperadas: las hojas de sus respectivas cabezas empiezan a revolotear en cuanto recuerdan sus respectivos otoños y uno de los ... Leer Más »

Extraña ciudad entrañable

madrid-iluminacion-navidad

Extraña ciudad, iluminada por las fiestas, que reduce la cintura de su Gran Vía al reducir como en corsé los carriles de su circulación sanguínea; extraña capital de una piel de toro extendida sobre varias lenguas, rompeolas de todas las Españas que caben en la palma de la mano de quien sueña que camina por Recoletos hacia el encuentro de un recuerdo intacto y extraña villa entrañable que se cobija por las mañanas con un vaho comunitario de calorcitos de cafetín con fríos de la madrugada que se extiende en la desmañada mirada del quiosquero que recibe los primeros ejemplares de un diario recién horneado. Extraña metrópolis que se maquilla de noche entre las esferas luminosas de los niños que sueñan con la llegada de tres reyes sabios y entrañable ciudad de las calles estrechas y tejados ocres, helados por los versos de los poetas que vuelven por estas fechas como fantasmas en busca de una colación que los alivie del olvido. Entrañable partitura de una ciudad intemporal que se atasca con las falsas rebajas de tantas compras obligatorias cuando en realidad basta un mazapán compartido y un abrazo a la mitad del paso de cebra para sellar otro año ... Leer Más »

Entre hijo y padre

jorge-f-hernandez-santiago

Empecé a venir a la FIL para ver de cerca de los autores que leía con admiración incandescente y luego, abiertamente como caza-autógrafos. Llegó el año en que vine para hablar de un libro ajeno y de pronto, la epifanía de presentar en Guadalajara mi primer libro. Según creía, son 32 años desde que la primera feria se celebró en piso de tierra y carpa de lona, con mesas de libros que poco a poco han ido multiplicándose en el encomiable edificio inmenso que representa ahora la feria del libro más grande y significativa del idioma español. Por aquí he visto cada año la sombra intacta de los más grandes autores de la lengua castellana, poetas inconmensurables, novelistas ejemplares, cronistas indispensables, ensayistas luminosos, aforismos contagiosos, música de todo ritmo, dramaturgos con sus tablas, editores de altos vuelos, ediciones de tipo móvil, editoriales independientes, diseñadores y dibujantes… el universo entero de los libros que nos abren la ventana para intentar ser mejores, página a página, párrafo a párrafo y palabra por palabra. Al filo del cierre de otra FIL entrañable, Madrid llenó de luz a todos los lectores que ya la conocen de leídas y que ahora quizá se proponen visitarla ... Leer Más »

Entre Sor Juana y una Moleskine

Carmen Beatriz López Portillo Romano lleva una ejemplar trayectoria al timón de la Universidad Claustro de Sor Juana y hace un año, en la pasada Fil, su eficiente equipo de colaboradores lanzaron la revista Inundación Castálida, que ahora cumplió su primer aniversario con un número dedicado al Centenario de la Revolución Rusa. Bellamente impresa y diseñada, la revista del Claustro hace eco de su título en la afortunada reunión de textos, firmas y temas que ayudan a poner sobre la mesa la reflexión que quizá nos haga mejores a todos: ¿qué fue de las dos grandes revoluciones sociales con las que amaneció el siglo XX? ¿A dónde fue a dar la Revolución Mexicana y en dónde quedó la Rusa? Inundación Castálida inicia la conversación con un luminoso texto de Trotsky sobre Stalin, un bello mural de prosa en crónica del inmenso Juan Villoro y una valiosa declaración sobre Stalin como “Rey del Photoshop” escrita por el admirable Paco Ignacio Taibo. Para cerrar con broche de oro la celebración de la revista (cuya totalidad de artículos no me cabe aplaudir aquí por nombre y título) habló con su sonrisa Elena Poniatowska y Fernando Rivera Calderón cantó nada menos que SorJuanga, éxito ... Leer Más »

Show Buttons
Hide Buttons