Otros artículos en El País

El ‘Infinito’ es ‘Afarolado’

infinito-afarolado

Contraquerencia. Vigésima segunda de Feria de San Isidro 2017 Si partimos del supuesto de que la eternidad es una Larga Cordobesa, podríamos derivar en que el infinito es un lance Afaroladoa una mano, que por lo menos hoy en Las Ventas fue corroborado, subrayado o rematado con una Larga a media altura que contuvo todo un tiempo entre sus vuelos durante apenas unos mínimos instantes. Se llama Cayetano, no sé si venga de Ronda, pero es bisnieto, nieto, hijo, hermano y sobrino de toreros legendarios y se le nota. Venía con un vestido en purísima y oro y al ejecutar ese lance afarolado como remate a un quite por Tafalleras presagiaba lo que al final sólo quedó en ilusión, así como algunos detalles efímeros que lograron José María Manzanares y el muy joven Joaquín Galdós que confirmó alternativa, vestido de teja y oro. De los toros, herrados con la remota añoranza de Veragua que lleva en su encaste Juan Pedro Domecq y el sexto de la ganadería de Juan Manuel Criado no quiero ni hablar, ni recordar que uno de ellos se veía bellísimo de lejos aunque resultó más atractivo para un taxidermista atrevido que para la lidia en plaza ... Leer Más »

Ser torero

ser-torero

Contraquerencia. Vigésima primera de Feria de San Isidro 2017 Inténtelo. No importa si es Usted villamelón o incluso, anti-taurino: intente Usted vivir una tarde sintiéndose Torero: superar toda forma del miedo con la serena convicción de que las técnicas que ha aprendido en sus arduas horas de formación anteceden ahora la posibilidad de cuajar un instante de arte puro; hablar a solas con la Muerte y además intentar entender la secreta geometría con la que nos embisten los avatares variados de todos los días, la distancia desde la que se arranca de lejos la mujer más bella del mundo, la sincronía en la embestida de las calumnias que pretenden rompernos el alma y la espumosa coreografía con la que se redacta un párrafo, sin miedo, entregándose con total honestidad ante el peso de las palabras e hilando las sílabas con las yemas de los dedos como quien hace un caracol de tela rosa al tiempo que se enrosca en la cintura el bulto negro de las sombras que pesan más de media tonelada. En torero estuvieron los tres alternantes del día de hoy en Las Ventas, aunque sólo dos de ellos tocaron pelo llevándose una oreja cada uno en sus ... Leer Más »

Parar el tiempo

parar-tiempo

Contraquerencia Ese que salió en segundo lugar de la lidia, marcado con el hierro de Jandilla, del encaste Domecq y nombre femenino de Hebrea, ese toro se hizo sentir desde que salió de toriles: un toro bravo, encastado, que peleó en varas y se creció al castigo y que compartió con sus hermanos la savia inconfundible de la noble bravura que salva a la fiesta. Mal dúo el que tocó en suerte para que se despidiera de Madrid Francisco Rivera Ordóñez, ahora llamado Paquirri, y de más complejas ecuaciones los dos toros que le tocaron a López Simón, que no pudo cuajar las faenas que traía en mente. Pero el tal Hebrea, que terminó dando la vuelta al ruedo, que galopó del tercio a los medios y que se quejaba con las banderillas y se fijaba hasta en el vuelo de las moscas o el aleteo de los abanicos en los tendidos y siempre embistió metiendo la cara y bajando los belfos y en todo momento ávido de utilizar las astifinas puntas de sus cuernos, se ganó la tarde y quizá, la feria entera. Ahora bien, ese que lo lidió hizo en realidad una pequeña sinfonía que sería perfecta de ... Leer Más »

Descordar

descordar

Contraquerencia. Décimo cuarta de Feria de San Isidro 2017 Hubo un ayer en que los viejos mozos de espadas pedían a gritos desde el callejón que su torero aplicase doblones o un trincherazo que le quebrara la espina al toro incómodo, ése que calamochea y sale probón, siempre buscando la cornada más que propinar la embestida noble. Lo que quizá nunca se había visto es que un torero descorde a un animal por el solo hecho de pegarle un cardíaco pase cambiado por la espalda. Así pasó con “Hoacino” de Nuñez del Cuvillo que se descordó en el eléctrico inicio de faena con la que el joven Roca Rey tuvo que confirmar lo caro que cobran las orejas en Madrid: siendo sacado el año pasado en hombros, hoy se le criticaba hasta el milimétrico empeño que siempre pone en los quites, las tandas de pases a sus dos toros y ese descordado sexto que rima con el incordio constante del solitario inconforme, necio náufrago de la andanada anónima que palmotea su constante inquina y también el incordio ya acostumbrado del Tendido 7, con un arsenal ya predispuesto para el discordio: mantas, pañuelos verdes, la sincronización de sus aplausos de protesta ... Leer Más »

Show Buttons
Hide Buttons