Agua de Azar

Agua-de-Azar

Strawberry Fields

strawberry-fields

En una brevísima novela inconclusa, Joseph Roth describe, bajo el título simple de Fresas (Acantilado, 2017), los paisajes y personajes de una Europa al filo del abismo; la excelente traducción de Berta Vías Mahou permite desgranar las sílabas de esta historia que parece simple, la voz de un hombre que es cualquiera de nosotros, que narra las pendencias y tribulaciones, los horarios huecos y las caras en sepia de un poblado que podría localizarse cerca de Irapuato, aunque sabemos que estuvo en Europa, pintado en todos sus costados por el infinito olor de las fresas. Una fresa borrosa, que ha sobrevivido en el tiempo, con el paso del polvo y de la pólvora, llega a los labios del lector para que vaya hilando, palabra por palabra, las cuitas cortas del chisme pueblerino, las casitas aún sin bombardear y los jóvenes que todavía no saben que han de sufrir en regimientos de huesos sueltos y sangrientos. En alguno de los serenos párrafos de Fresas el narrador informa: “Mis siete hermanos abandonaron la casa y la ciudad en la que nacimos. Uno se hizo boxeador en América. El segundo, trabajador del puerto de Odesa. El tercero se fue con los soldados. Cayó. ... Leer Más »

Sol de otoño

sol-otono

En tanto no se informe oficialmente que del verano pasaremos directamente al invierno, hay que exprimir el milagro de los otoños, incluso como metáfora de la edad en la que uno deja atrás el calor sofocante de muchas equivocaciones y aún no se adentra en la canosa estepa de un posible cierre. Sol de otoño engañoso en ambos lados del mar: radiante al filo de un aguacero inesperado y simbólico en tanto no logra vencer los fríos, los vientos que calan y esas voces agoreras que pretenden cerrar el año con quejas. Sol de otoño en el remanso que es preferible inventarse ante el alud de las desgracias y el recuerdo de tanta mala noticia; otoño soleado, el silencio íntimo donde uno descubre que hay un rincón más entrañable en el pecho que en la mirada ajena. Es la estación donde los libros leídos van soltando sus hojas como desprendiéndose del árbol encuadernado, una llovizna de hojas ocres que van del amarillo al marrón, pasando por el naranja y el ocre acartonado hasta descolgarse en el suelo de la lectura, dejando limpias las ramas del entendimiento donde quizá ha de volver a florear la prosa recién leída en párrafos digeridos ... Leer Más »

Fábula de Ferrusola

fabula-ferrusola

La vieja bruja que prueba con su cucharón la bilis que hierve en su oxidado caldero, al pie del Tibidabo, mirando al Mediterráneo como si fuera su charco, es la madre que los parió: una camada de ratitas corruptas que hicieron agostos malversando fondos públicos al puro estilo PRI, bajo la ridícula sombra del patriarca san Jordi, que lleva en la babosa boca su propio dragón. No se engañe nadie: este Jordi endragonado ha firmado vergonzosos párrafos racistas donde exalta su catalanidad por encima de andaluces, sudacas y todo aquel que viene “de fuer” ponderando, como Goebbels, que se trata de razas inferiores, ociosas y malvivientes, por cierto ancestros de la niña de las trenzas con flequito y jeans gastados, la progresísima lideresa homónima de la cantante de rancheras Ana Gabriel que se dejó llevar en el envión de la locura catalana. Al frente del contingente, un cobarde enredado que ha sido ungido como héroe por los amnésicos e ignorantes: Carles Puigdemont y su titiritero Artur Mas son un dúo de derechas deleznables, cuyos ancestros recibieron con el brazo en alto la entrada del dictador Franco a Barcelona. Ah, ¿verdad?: se derrumba el buen rollito en cuanto ahora sí hay ... Leer Más »

Algunas mentiras

algunas-mentiras

La fotografía de la doble Burger con queso y tocino que muestran en la ventana del local es una joya del Photoshop; se trata en realidad de dos lonchas de plástico y un amasijo de silicona pintada, escanciados con tintura vegetal inodora, acolchonados estratégicamente entre dos rebanadas de hule espuma pintadas a mano para aparentar pan. Las emotivas palabras que pronuncia el licenciado político en la enésima conmemoración de lo que sea fueron en realidad escritas por un equipo de jóvenes recién egresados de la licenciatura, conformando así un histriónico simulacro que culmina en el formal de una ceremonia fingida donde participantes y asistentes combaten el aburrimiento leyendo repetidas veces la inmensa mampara verde donde cuelgan los recordatorios en inmensas letras blancas para que nadie olvide la fecha, el lugar en donde se reúnen en ese momento y el motivo de la ceremonia en turno. Las pestañas, uñas, pechos, caderas, cutis, córneas (y el delicado lunar de la nalga derecha) con los que la vedette en turno ha triunfado como ejemplo de belleza autóctona y auténtica, son en realidad un muestrario ambulante de una clínica clandestina de cirugía estética que se mantiene gracias a la oferta consuetudinaria de operaciones que ... Leer Más »

Show Buttons
Hide Buttons